logo
Salta a

    Bajo Eléctrico: Todo lo que Necesitas Saber para hacer una Buena Compra

    Fotografía tipos de bajo eléctrico

    Si estas buscandor un bajo eléctrico, créenos que somos los indicados para echarte un cable porque nos encantan, todos los instrumentos, pero el bajo y las guitarras son la vida en culturasonora.

    1. Marcas: sin dudas las marcas ordenan, en ellas debes confiar porque son calidad comprobada. Piensa en Fender, hasta Squier, Ibanez, Washburn, Tobias, Lackland, Sire, Jerzy Drozd, Roscoe, entre otras.
    2. Relación calidad/precio: aunque todas las marcas antes mencionadas, son excelentes, hay algunas que ofrecen mejores prestaciones por un menor precio y es en ellas que te invitamos a colocar tu atención.
    3. Versatilidad: esto es lo más difícil de encontrar, pero te facilitamos la vida porque las más versátiles son Fender, Roscoe, Sire y la mejor de todas, aunque no la incluimos aquí por su precio, es Jerzy Drozd, pero si dispones de 3000€ en adelante, bien puedes comprar cualquier Jerzy Drozd a ojos cerrados.
    4. Compra en tiendas de reputación: no te fíes en las tiendas de segunda, solo busca las mejores tanto online (preferiblemente) y físicas.
    5. Nivel: piensa en lo que deseas alcanzar, qué tan bueno deseas ser para que busques bajos que se adapten a tus futuras necesidades, aunque esto debe ir secundado por la siguiente recomendación.
    6. Billetera: corrobora primero cuánto dinero puedes invertir y busca el bajo más versátil con un valor ajustado a ti.
    7. Futuro: piensa a futuro, porque si quieres dedicarte a la música y cuentas con el dinero para ello, entonces no los pienses y compra los mejor, en nuestro top te hemos descrito no los más caros, sino los mejores de todos los bajos. Aunque nos faltó un Jerzy Drozd.

    Consejos para ser un buen bajista

    Hay muchos aspectos que debes tener en cuenta para ser un bajista excelente, pero sintetizaremos los cuatro principios básicos para que logres tu objetivo;

    1. Recursos: tanto educativos (un maestro físico y online) como tecnológicos (Conputador, afinadores, amplificadores) como económico, porque todo en esta vida cuesta dinero.
    2. Dedicación: el talento no es suficiente y la dedicación siempre a superado al talento, por eso dedica tiempo a la práctica y “practicar” no es tocar canciones, porque practicar, es ver cuáles son tus deficiencias técnicas para hacer rutinas que te lleven a superarlas.
    3. Escucha a los mejores: Alfredo Kraus dijo en una oportunidad que un gorrión solo aprende a cantar, escuchando a otros que ya saben como hacerlo, por eso escucha Gianni Serino, Sergio di finizio, Carles Benavent, Victor Wooteng, Tetsuo Sakurai, Marcus Miller y tantos más que son excelentes.
    4. Aprende de la variedad: no te limites al Rock, Heavy, alternativo o baladas, busca variedad, Jazz, Soul, Funk, Country, Salsa, bachata, Ballenato, Fusión, conviértete en un investigador y asimilador de múltiples estilos.

    Partes de un bajo eléctrico

    Debido a su similitud con la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico tiene prácticamente las mismas características externas, como; las cuerdas, clavijas, cuerpo de madera, mástil y diapasón, micrófonos de cerámica o alnico, potenciómetros para ajustes de volumen y tono, Jack de entrada ¼, puente, cejilla del mástil, pala e identificadores de posición en los trastes.

    • Cuerdas: son de mayor calibre que las de guitarra eléctrica y los empaques vienen en presentación de cuatro cuerdas, cinco cuerdas o seis cuerdas.
    • Clavijas: son de mayor tamaño que las de guitarra electrica, es donde se enroscan las cuerdas para darles afinación.
    • Cuerpo de madera: es toda la estructura base de la guitarra, es madera maciza y puede ser de diferentes tipos como arce, tilo, caoba y otras maderas resistentes.
    • Mástil: es el brazo de madera donde se ubica el diapasón, suele ser la madera más densa (dura) de todas.
    • Diapasón: es donde van incrustados los trastes del bajo y se pulsan las cuerdas para conseguir las diferentes notas musicales.
    • Micrófono de cerámica o álnico: son los encargados de recibir las vibraciones de las cuerdas para convertirlas en sonido y luego ser procesadas por los potenciómetros.
    • Potenciómetros para ajustes de tono: son unos componentes electrónicos que cumplen la función de regular la intensidad de la señal electrónica para aumentar o disminuir el volumen o los los tonos graves, brillos o medios.
    • Jack de entrada 1/4: el un componente eletrónico que se encarga de establecer la conexión entre el sistema del bajo y el amplificador externo de sonido.
    • Puente: es donde se insertan las cuerdas y contiene unas máquinas que se utilizan para ajustar la altura y distancia de las cuerdas en relación con la cejilla del mástil.
    • Cejilla del mástil: está ubicada en la parte superior del mástil, entre la pala y el límite del diapasón, es la encargada de mantener a las cuerdas dentro del rango (ancho) del diapasón.
    • Pala: es la parte del bajo donde van colocados los clavijeros.
    • Indicadores de posición en los trastes: se les conoce como inlays, son incrustaciones en forma de puntos o piezas rectangulares que sirven para indicar distintas partes del diapasón. Generalmente, los trastes 5, 7, 12, 15, 17, 20, 22.

    ¿Cómo limpiar un bajo eléctrico?

    Este proceso es fundamental para mantener tu bajo en óptimas condiciones de funcionamiento. Para ello, requieres algunos componentes y limpiadores de uso general, como;

    También, puedes encontrar kits para realizar mantenimiento general de armonizado/calibrado de tu instrumento y sirven tanto para guitarras como bajos. Estos kit contienen una regla para determinar la altura e inclinación y también unas llaves Allen que se utiliza para ajustar la varilla del alma en el mástil, así como unas piquetas/tenasas/alicates para cortar las cuerdas y enrolladores para las cuerdas.

    Diferencia entre el bajo eléctrico y la guitarra eléctrica

    Por fuera, seguro que alguna vez has visto a alguien confundir un bajo con una guitarra eléctrica.  Pero tanto por fuera como por dentro, un bajo instrumental y una guitarra eléctrica tienen sus particularidades. A simple vista, el bajo eléctrico se diferencia por el grosor de las cuerdas y el gran tamaño de las clavijas. Sin embargo, es importante señalar que las técnicas del bajo y la guitarra se parecen en todo, por ejemplo;

    1. Punteo: ambos instrumentos trabajan en función de escalas, los dos siempre hacen uso de ellas.
    2. Acordes: los dos instrumentos utilizan acordes, con diferente forma o posición de los dedos, pero son acordes porque utilizan la tríada que los componen.
    3. Rasgueados: estos instrumentos musicales utilizan rasgueados exactamente iguales.
    4. Arpegios: también sus arpegios son muy similares y de hecho, en los libros de ejercicios se expresan igual.
    5. Slap: ambos instrumentos realizan slap, así que no creas que es una técnica reservada para el bajo, porque no lo es.
    6. Otros aspectos técnicos: bending, legato, slide, pull off, hamer on, Tapping, armónicos, todo esto lo realizan tanto en la guitarra como el bajo.

    Entonces… ¿cuál es la diferencia real entre ambos instrumentos? La respuesta la encontramos en su función.

    Armonía y melodía

    Existen dos términos musicales que son armonía y melodía:

    Armonía: es un concepto muy amplio, pero fundamentalmente es el arte de construir acordes y acompañarlos con las notas base. En la guitarra, la construcción y ejecución de acordes es común, es lo que se debe hacer, pero en el  bajo los acordes no son la regla y se realizan cuando se desea adornar algún momento de la pieza musical. Por tanto, en el bajo la armonía se aplica cuando se ejecuta la nota base del acorde que realiza el guitarrista o pianista.

    Un ejemplo concreto de estos es cuando el guitarrista realiza el acorde de (Do) que está compuesto por la triada (Do, mi, sol). Se le llama triada porque son tres notas simultáneas (al mismo tiempo). Esto es algo que hace la guitarra, pero el bajo no hace la triada, sino que simplemente pulsa la nota base (tónica) que en nuestro caso es (Do). Así, mientras la guitarra hace armonía (construye el acorde) y lo ejecuta simultáneamente, el bajo solo realiza la tónica (nota base) que es (Do) y ocurre lo mismo cuando la pieza musical se compone por una función armónica (consecución de acordes). Ejemplo de esto es Do, La m, Fa, Sol, que mientras la guitarra realiza los acordes (triadas completas) el bajo solo pulsa las notas, pero no los acordes.

    En este sentido, la guitarra hace ambas cosas en una pieza musical, porque realiza una base armónica de acuerdo con la función de la tonalidad en la se encuentran y también hace melodía, que es el acompañamiento en arpegios, solos y demás posibilidades técnicas que enriquecen la pieza musical. En cambio, el bajo es solo una base armónica porque él solo crea el fundamento sobre el que se realizan todas las demás funciones. Por tanto, él proporciona las bases para que el piano y la guitarra adornen una pieza musical. Aunque en ocasiones excepcionales (cuando el bajista es un experto) se le da libertad para realizar funciones melódicas, pero no es lo común porque la pieza musical quedaría sobrecargada en adornos y no es muy atractivo.

    Tipos de bajo eléctrico

    Un bajo eléctrico también tiene sus propias clasificaciones:

    • Según su cuerpo: pueden dividirse en sólidos, semi hollow y hollow.
    • Por la cantidad de cuerdas, que varía de cuatro a once y en casos muy extremos llega a dieciocho. El más representativo de estos bajos con muchas cuerdas es el Yves Carbonne, un bajo eléctrico de once cuerdas fabricado por el prestigioso lutier español Jerzy Dorzd, para y bajo las especificaciones del bajista francés Yves Carbonne.

    Diferencias entre un bajo para principiantes, intermedio y avanzado ¿Qué bajo comprar?

    Esta pregunta siempre ha estado sobre la mesa y requiere de una respuesta concreta. En culturasonora vamos a tratar de explicártela. La diferencia entre los bajos para empezar, de nivel intermedio y expertos radica en tres aspectos esenciales:

    Precio del bajo de música

    Es el aspecto más evidente. Un bajo para principiantes puede costar de 100 a 300 euros. Mientras que un bajo para intermedios varía de 300 a 700 euros y los bajos para profesionales van desde los 700 hasta miles de euros.

    Calidad de los Materiales

    En los bajos para empezara aprender la calidad es menor y esto va aumentando a medida que nos acercamos a las gamas profesionales.

    Configuración electrónica: bajo eléctrico activo o pasivo

    Es el aspecto más significativo porque nos encontramos con bajos eléctricos activos (que se alimentan por una pila de 9V) y bajos pasivos (que se alimentan por el material de cuarzo ubicado en el núcleo de los micrófonos). Los bajos básicos, no cuentan con placas electrónicas complejas o con montones de componentes que procesen el sonido. Su mecánica es en realidad muy simple, desde la puesta a tierra hacia la batería y de allí al micrófono, que es donde se comprime el sonido.

    Los bajos eléctricos activos para profesionales sí tienen una placa compleja, de mayor tecnología. En la siguiente imagen puedes ver un conjunto de componentes como los potenciómetros de giro con una placa electrónica adaptada. Cada uno posee de forma independiente una placa con diversos componentes que procesan el sonido hasta comprimirlo y lograr un sonido más limpio. Estos sistemas son mucho más caros por su gran complejidad de fabricación, coste de los materiales y tecnología implicada durante el proceso.

    No es difícil fabricar estos dispositivos, pero si sientes curiosidad, requerirás de ciertos conociemientos en soldadura, componentes y armados de circuitos electrónicos. Créenos cuando te decimos que valdrá la pena el esfuerzo si lo haces y en próximos artículos hablaremos un poco más sobre esto.

    Diferencia entre un bajo de cuatro, cinco y seis cuerdas

    Es otra pregunta bastante común. Intentaremos contestarla en base a:

    1. La cantidad de cuerdas: es completamente obvio que esta es una de las diferencias básicas. El bajo de seis tiene dos cuerdas más que el cuatro y eso es una diferencia, pero eso no es todo.
    2. Posibilidades armónicas: esta es la diferencia real, porque un bajo de cinco cuerdas amplía tus posibilidades sonoras al disponer de una quinta cuerda más grave que aporta mucho peso a la interpretación. Mientras que con seis cuerdas, tienes las posibilidades de peso en la cuerda más gruesa y además, tienes sonidos agudos con la sexta cuerda.

    Esto es algo a lo que puedes sacar mucho provecho, porque las posibilidades armónicas son esenciales para todo músico profesional y si deseas serlo, debes ir pensando en comprar un instrumento con más cuerdas.

    ¿Cuántas cuerdas te recomendamos? Pues entre cinco y seis. Nosotros en culturasonora siempre escogemos cinco. Nos parece suficiente y de hecho, **la mayoría de composiciones modernas están escritas para cinco cuerdas. ¿Qué bajo de cinco cuerdas te recomendamos? Échale un ojo a nuestra comparativa de los mejores bajos eléctricos.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies