logo
Salta a

    Interfaz de audio: todo lo que necesitas saber

    Una interfaz de audio es un hardware que incrementa las capacidades de la tarjeta de sonido de un ordenador y te permite conectar diferentes instrumentos de audio para la producción musical, como un sintetizadormicrófonoLaunchpadpiano digital o un teclado MIDI por ejemplo.

    Las interfaces de audio son dispositivos que manejan tanto las señales que van al ordenador como las salidas hacia los altavoces autoamplificados o auriculares. Ofrecen varias ventajas:

    • En primer lugar, facilitan bastante el manejo de los equipos, ya que puedes conectar o desconectar cualquier instrumento rápidamente.
    • En segundo lugar, mejoran la calidad del audio. Las tarjetas de sonido integradas de los ordenadores son propensas a interferencias electromágneticas o de radio y producen latencia.

    ¿Por qué necesitas una interfaz de audio?

    El interfaz es un dispositivo imprescindible si tienes pensado producir música, ya sea una canción simple, de múltiples instrumentos o un set completo de batería electrónica incluida. Incluso las grabaciones más sencillas, como las voces para podcasts o transmisiones de juegos, suenan mucho mejor con una interfaz audio.

    Lo mejor de las interfaces de audio es que puedes conseguirlas por precios muy razonables y con especificaciones que se adaptan a tus necesidades, ya sean modelos básicos  o avanzados para producciones más complejas en un estudio.

    Guía para comprar una interfaz de audio

    Antes de escoger la interfaz de audio ideal para ti, hay ciertos aspectos básicos a considerar, como el número de entradas o salidas, el tipo de conexión y otras especificaciones técnicas básicas:

    Entradas y salidas La diferencia más importante entre los diferentes modelos de interfaces de audio es el número de entradas y salidas que tiene. Antes de escoger un modelo tienes que preguntarte: ¿Cuántas entradas y salidas necesitas? ¿Qué tipo de trabajo piensas grabar? ¿Tienes pensado capturar solo un instrumento, un instrumento + un micrófono o varios instrumentos?

    Es recomendable que como mínimo optes por un interfaz con dos entradas, esto te permitirá un mínimo de versatilidad. En cambio, si tienes pensado grabaciones mas complejas es recomendable adquirir una interfaz con más entradas. Ante la duda, mejor que sobren a que falten. Lo mismo ocurre con una mezcladora DJ.

    Entradas analógicas

    Cualquier interfaz de audio integra al menos una entrada de línea, que sirve para conectar instrumentos como guitarras o bajos, y una entrada de micrófono XLR.

    Muchas interfaces integran entradas análogicas que combinan tanto el XLR como la de línea en un solo espacio. Esto le da algo más de versatilidad a la hora de poder conectar micrófonos con distitnas entradas.

    Entradas digitales

    Las entradas digitales no son imprescindibles para principiantes, pero resultan muy útiles para profesionales que necesiten grabar varios canales simultáneamente, como puede ser el caso de los drum kits. Una entrada digital te permite, por ejemplo, conectar un preamplificador de micrófono con múltiples dispositivos conectados a través de una sola entrada.

    Salidas

    En cuanto a las salidas, lo más probable es que solo necesites un par estéreo para conectar tus monitores de estudio y otra para auriculares. Estas son fundamentales para poder escuchar tus producciones musicales.

    Tipos de conexiones

    Al conectar la interfaz de audio con sus instrumentos a tu ordenador puedes escoger entre varias opciones:

    USB

    La conexión USB es una de las más comunes, así que una interfaz de audio USB resulta muy conveniente. Puedes conectar una interfaz audio USB en ordenadores Mac, PC y otros dispositivos sin problemas.

    Thuderbolt

    La conexión Thunderbolt no es tan versátil como la USB pero presenta ciertas ventajas. Dependiendo de la versión de la conexión, Thunderbolt puede transferir data hasta ocho veces más rápido que una conexión USB. Muchos ingenieros de sonido profesionales prefieren la opción Thunderbolt.

    Los ordenadores de escritorio y portátiles de Apple traen esta entrada. Para poderlo utilizar con un PC tendrás que tener una placa compatible.

    Firewire y PCIe

    Hace algunos años la conexión Firewire era el estándar para conectar audio y video a un ordenador. Sin embargo, con el desarrollo y la velocidad de las conexiones USB y Thunderbolt se ha vuelto un tanto obsoleta.

    La conexión PCIe es la misma que utiliza una tarjeta de video en un ordenador de escritorio aunque no son las más convenientes para sesiones de grabación o para conectar interfaces de audio.

    Por estas razones, en esta comparativa hemos escogido solo interfaces de audio USB y Thunderbolt.

    Factor de forma

    El factor de forma es un término que se refiere al tamaño y a la forma de una interfaz de audio. Las interfaces de audio suelen tener la misma forma y pueden variar mucho en tamaño, pero se les clasifica en dos tipos principales:

    • Interfaces de sobremesa: Las interfaces de sobremesa son bastante pequeñas. Son ideales para grabar en casa ya que no ocupan mucho espacio y pueden ubicarse fácilmente bajo el monitor o sobre el ordenador.
    • Interfaces rack: Las interfaces de audio rack están diseñadas para profesionales que disponen de otros racks en sus estudios. Estos modelos son muy delgados y anchos para que puedas ubicar varios dispositivos racks, uno sobre el otro, y así aprovechar el espacio. Debido a su forma ancha, integran más entradas y salidas que las interfaces de sobremesa.

    Especificaciones técnicas

    Uno de los aspectos más importantes al escoger una interfaz de audio es conocer con qué calidad de audio pueden trabajar. Las especificaciones técnicas más importantes en cuanto al audio, más allá de la calidad de los componentes internos, son el bit depth y el sample rate.

    Bit depth

    Sin entrar en detalles técnicos, mientras mayor sea el bit depth mayor será la calidad de sonido. Un bit depth equivale a 6dB, así que una intefaz audio con bit depth de 16 cuenta con un rango dinámico de 96 dB.  Esta medida es la considerada como calidad estándar para CD, pero el rango es algo limitado y las partes más suaves de tus canciones podrán sonar algo ruidosas.

    Lo más seguro es optar por interfaces de audio con 24 bits que proporcionan un rango dinámico de 144 dB, lo que significa que tus grabaciones tendrán una calidad mucho mayor. 24 bits es considerada estándar hoy en día en el mundillo profesional.

    Sample rate

    Un sample es un pedazo del audio que se captura. El sample rate indica el número de veces que la interfaz de audio puede capturar samples en un segundo. La medida de sample rate de 44.1 kHZ es la estándar para la calidad de CD. Esto significa que en un segundo se capturan 44.100 pedazos de información de audio.

    El oído humano solo puede captar frecuencias hasta los 20 kHZ. Sin embargo, debido a la tecnología que se usa hoy en día para grabar audio, algunos modelos trabajan con sample rates de hasta192 KHz.

    ¿Qué medidas necesitas en una interfaz de audio?

    Esto depende del uso que planees darle a las grabaciones. Los archivos MP3 y CDs sonarán muy bien con medidas de 16-bit/44.1 kHZ. Por otro lado, 24-bit/96 kHZ es la medida utilizada para satisfacer a los audiófilos más exigentes que buscan una mayor calidad y una claridad de audio estupenda. Cualquier medida por arriba no es necesaria realmente, a menos que desees trabajar con audio para películas de Hollywood

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies