logo
Salta a

    Guía de compra tocadiscos

    Los tocadiscos son equipos que se encargan de girar discos de vinilo a velocidades constantes para emitir sonido. Lo logran mediante un proceso bastante sencillo. Los discos de vinilo contienen información de audio analógico en sus canales, la cual es captada a través de la aguja del tocadiscos. Cuando colocamos la aguja sobre los surcos, manda vibraciones hacia un transductor que se conoce como cápsula. La cápsula convierte estas vibraciones en una corriente eléctrica y la envía a un preamplificador, que a su vez manda la señal hacia los altavoces.

    ¿Por qué comprar un tocadiscos?

    Es cierto que hoy es mucho más fácil escuchar música en formato digital. Podemos descargar cualquier canción a nuestros smartphones o contratar un servicio de tranmisión, como Spotify, para escuchar música en cualquier lugar. Sin embargo, la mayor parte de los archivos digitales de uso común nunca sonarán con la misma calidad que un vinilo.

    Porque las ondas de sonido son analógicas por naturaleza y los vinilos contienen surcos que las imitan. La música de un vinilo proporciona mayor fidelidad de audio en comparación con la mayoría de los archivos digitales. Y esto se puede apreciar en la calidad del sonido. Lo negativo de los vinilos es que el polvo y los rayones pueden ocasionar daños muy serios a su calidad de sonido.

    Si el vinilo no está en óptimas condiciones o tenemos un tocadiscos de poca calidad, entonces podemos escuchar ruidos realmente molestos. ¿Nuestro briconsejo de la semana? Cuida muy bien tanto el tocadiscos como todos tus vinilos para que te duren décadas.

    Escuchar música a través de un tocadiscos es más complejo
    pero tiene sus ventajas. Los tocadiscos te proporcionan una calidad de sonido única. Además, coleccionar vinilos tiene su encanto. Muchas personas han pasado su vida recorriendo las tiendas de discos y buscando ofertas o vinilos extraños.

    El placer de encontrar un tesoro no tiene precio. Hoy en día, los amantes de los vinilos lo tienen más fácil. ¿Sabías que la superficie de vinilos más grande del mundo está a un sólo click? La tienda de vinilos de amazon ofrece grandes posibilidades.

    Partes de un giradiscos

    La fidelidad y la calidad de sonido que podemos escuchar en un giradiscos dependen en gran medida de los componentes del tocadiscos. Mientras mejores sean los componentes, menos escucharemos el mecanismo en funcionamiento. A continuación te explicamos de forma sencilla lo que debes saber sobre las partes de un tocadiscos.

    Base

    La calidad de la base o el cuerpo que integra a los otros componentes de un giradiscos es muy importante. Uno de los aspectos que más incide en la calidad de sonido de un reproductor de vinilos son las vibraciones, que causan ruidos muy molestos a la hora de reproducir un disco. Una base sólida y pesada puede minimizar las vibraciones, mientras que un cuerpo hecho de plástico liviano es más susceptible a estas. Mientras menos vibraciones o ruidos presente el mecanismo de un tocadiscos mejor será la calidad de sonido.

    Plato

    Los platos, donde colocamos el disco, no influyen tanto en la calidad sonora. Sin embargo, para los audiófilos son muy importantes. Normalmente están hechos de metal y suelen estar cubiertos de algún tipo de plástico o goma para evitar que los vinilos puedan rayarse. Los platos de los tocadiscos baratos están hechos con acero.

    Los platos de acero son livianos y cuestan poco, pero pueden resultar bastante inestables. Los mejores tocadiscos usan platos de aluminio de cierto peso. Reducen la vibración y tienen una mejor inercia, lo que mejora la calidad del sonido.

    Agujas

    Las mejores agujas para tocadiscos están hechas de diamante, el material más duro y resistente posible. Las de diamante son las más comunes en estos días, pero también podemos encontrar muchas otras hechas con zafiro. Las agujas tocadiscos pueden ser esféricas o elípticas.

    Las elípticas mejoran la fidelidad del sonido, ya que proporcionan un mejor contacto con los surcos del vinilo. Las agujas, incluso las de diamante, deben cambiarse después de un tiempo. Los expertos recomiendan hacerlo entre las 1000 y 2500 horas de uso.

    Brazo

    El brazo es la parte que sujeta la aguja tocadiscos a la cápsula para producir el sonido. Es una de las partes más importantes de un giradiscos. Los brazos puedes ser rectos o curvos. Dependiendo de a quién le preguntes, te responderán que uno u otro tipo de brazo es el mejor.

    Los Djs prefieren los brazos rectos porque son más fáciles para mezclar, mientras que muchos insisten en que los curvos producen un mejor sonido. Para nosotros, lo que realmente importa es realizar un ajuste óptimo del brazo, ya que este incide mucho en la calidad de los detalles sonoros.

    Cápsulas de tocadiscos: MM vs. MC

    Las cápsulas son transductores que convierten las vibraciones que producen las agujas para tocadiscos en corrientes eléctricas para generar el sonido. Como sucede también con los auriculares o micrófonos, estos transductores son muy relevantes al momento de reproducir el sonido: las cápsulas más baratas producen un sonido algo pobre, mientras que las mejores pueden generar un sonido sublime. Las cápsulas normalmente vienen con las agujas.

    Existen dos tipos principales de cápsulas: las MM y las MC. La mayoría de las compañías que producen giradiscos integran las cápsulas MM (Moving Magnet). Estas producen un sonido potente y son compatibles con cualquier receptor AV que cuente con una entrada para tocadiscos. Otro punto positivo de las MM es que sus agujas pueden ser reemplazadas individualmente.

    Las cápsulas MC, por otro lado, son más ligeras y emiten un sonido más débil. Normalmente necesitan un preamplificador para aumentar la señal antes de enviarla al amplificador o receptor AV. Lo mejor de las MC es que pueden producir un sonido de mayor fidelidad.

    Ambas cápsulas pueden sonar muy bien, dependiento del modelo, pero las mejores MC ofrecen una mejor calidad de sonido, aunque también son más costosas. Las MM, por otro lado, ofrecen una excelente relación calidad/precio. Además, son más seguras al momento de comprarlas. Las cápsulas MC más económicas pueden producir un audio débil y pobre.

    Tipos: Tocadiscos de tracción directa vs Tocadiscos de correa

    Los tocadiscos se clasifican de acuerdo al motor interno que usan para girar los vinilos. Los dos tipos principales son los de tracción directa y los de correa.

    • En los tocadiscos de tracción directa, el plato está conectado directamente al motor eléctrico. Esto produce varios efectos positivos: la velocidad de rotación es más uniforme, son más rápidos a la hora de empezar la reproducción de un disco y menos vulnerables a las vibraciones externas. Estas ventajas son indispensables para varios usos, como mezclar música en vivo o realizar broadcasts. La velocidad de arranque rápida y la estabilidad del motor, por ejemplo, permiten a un DJ reproducir la siguiente canción en el momento exacto que sea necesario. Lo único negativo de los tocadiscos de tracción directa es que pueden sufrir de vibraciones internas causadas por el motor. De cualquier modo, las vibraciones no se notan en los mejores modelos.
    • Los tocadiscos de correa, por otro lado, giran el plato por medio de una correa que se encuentra conectada al motor. El plato de estos modelos se encuentra separado del motor, por lo que pueden absorber de mejor forma las vibraciones internasEste se transfiere en un audio más limpio: mientras menor ruidos o vibraciones se presenten en el mecanismo de un tocadiscos, mejor calidad de sonido. Es por esta razón que muchos audiófilos prefieren los giradiscos de correa. Sin embargo, los tocadiscos de correa son menos uniformes o seguros que los de tracción directa en cuanto a la velocidad de reproducción. Además, la correa necesita reemplazarse después de un tiempo, aunque esto no representa un problema mayor, ya que pueden conseguirse fácilmente a precios asequibles.

    ¿Cómo calibrar un tocadiscos?

    Al comprar un tocadiscos hay que realizar ciertos ajustes mecánicos para optimizar la calidad del sonido. Estamos trabajando en la redacción de una guía profunda sobre este punto, pero queremos mencionarte brevemente los aspectos más importantes que debes conocer:

    Nivelación de la superficie

    Lo primero que necesitas hacer al instalar un giradiscos es buscar una buena superficie. Los tocadiscos de vinilo no pueden funcionar si se ubican sobre una superficie inestable o irregular. Cualquier superficie rígida y estable, como una mesa de café, puede funcionar bien. Solo debes asegurarte de que el tocadiscos se encuentre perfectamente nivelado. Ellos suelen tener pies ajustables para ayudarte en este punto.

    Contrapeso

    El contrapeso se maneja desde una rueda grande que se encuentra en la parte trasera del brazo, la cual presenta dos perillas: una marca el peso en gramos y otra la graduación en números. En primer lugar, mueve la rueda hasta que el brazo se encuentre flotando paralelamente al plato. Esto se conoce como el punto 0. A continuación, gira la perilla que indica la graduación hasta la posición 0.

    Después de que el brazo se encuentre flotando debemos aplicar el contrapeso. Cada cápsula indica la necesidad de contrapeso exacta que necesita en el manual de usuario. Es muy importante que lo revises, pues si aplicas un mayor peso la aguja se desgastará de forma más rápida, pero si aplicas menos, la aguja será más susceptible al polvo. Para ajustar la fuerza de apoyo, mueve la perilla con las marcas en gramos hasta el peso necesario.

    Anti skating (fuerza lateral)

    Tras colocar el tocadiscos en la superficie adecuada, debes revisar si cuenta con la función anti-skating. Si encuentras un control para esta función, coloca el indicador en cero hasta que ajustes el contrapeso. El anti-skating es una pesa que marca la fuerza lateral necesaria para que la aguja no se desplaze a los lados.

    Lo mejor para realizar el ajuste es contar con un test disc (un disco que no posee canales en uno de sus lados), pero también puedes utilizar el revés de un CD. Coloca el disc test, o el CD, sobre el plato y ve ajustando el control del anti skating hasta que la aguja se mantenga en un sitio. Es decir, que no se mueva hacia el centro o al exterior del disco.

    Ajuste de altura

    El ajuste de altura se maneja desde una rueda que se encuentra en la base del brazo. Esta tiene marcas en milímetros que nos ayudan a que el brazo quede en la posición correcta. Para ajustarlo, coloca la aguja sobre un vinilo y mueve la rueda hasta que el brazo se encuentre paralelamente al disco.

    Velocidades de los vinilos

    Los discos se presentan en tres velocidades: 33⅓, 45 y 78 RPM (revoluciones por minuto). Entre 1900 y 1960 aparecieron los discos de 78 RPM. No eran técnicamente vinilos, ya que estaban hechos con una mezcla de goma y laca (Shellac). Hoy en día no se producen y son bastante raros. Los discos de 78 RPM solo proporcionaban 3 minutos de duración y estaban diseñados para singles.

    Los vinilos de 33 RPM aparecieron en el mercado un poco después. El material de estos es más maleable, lo que posibilita que los canales sean más delgados, y por lo tanto, permiten mayor información de audio: hasta 30 minutos por cara. Son los que se conocen como LPs o Long PlaysLos discos de 45 RPM aparecieron en 1949 por RCA Victor Records. Proporcionan la mejor fidelidad de sonido pero también están diseñados para singles ya que solo permiten 3 o 4 minutos por lado.

    Algo importante a señalar de la velocidad RPM es que es representativa del detalle sonoro de los discos: a mayor velocidad, mayor detalle. Esto se nota sobre todo en la calidad de los tonos medios. De todas formas, la mayoría de los vinilos que encontraras son: LPs de 33 RPM y singles de 45 RPM.

    Digitalización de vinilos vía USB

    Este apartado puede resultar innecesario para la mayoría de las personas que quieren adquirir un tocadiscos para manejar la magia de los vinilos, pero la digitalización es una opción que muchos usuarios buscan. Para digitalizar vinilos lo más sencillo es buscar un giradiscos que integre un puerto USB. A través de este puerto, y utilizando algún software en tu PC o Mac (como Audacity), puedes convertir tus discos a archivos de audio digital fácilmente. Varios de los modelos de esta lista cuentan con esta capacidad.

    Cómo conectar un giradiscos a tu equipo de sonido

    La salida de audio de cualquier tocadiscos se conoce como fono (phono), un nombre que se origina en los antiguos fonógrafos. Esta señal debe convertirse a una señal de Line Level, también conocida como AUX, para que tus altavoces puedan reproducir el sonido. Para lograr esto, los tocadiscos necesitan un preamplificador fono diseñado para llevar a cabo este trabajo.

    La buena noticia es que muchos tocadiscos modernos incluyen estos preamplificadores. Esto es algo muy importante a tener en cuenta al momento de escoger un modelo. Si tu tocadiscos vinilo integra un preamplificador solo necesitas conectarlo a tu amplificador o receptor AV mediante unos cables RCA.

    Si tu giradiscos no trae un preamplificador integrado, necesitarás adquirir uno por separado. Existen muchas opciones de calidad y algunas son muy económicas. Por otro lado, los mejores preamplificadores pueden llegar a ser muy costosos, debido a que generan una diferencia muy positiva en la calidad del sonido.

    La instalación de un sistema de este tipo es también muy sencilla. Solo debes conectar el tocadiscos al preamplificador y luego el preamplificador al amplificador o receptor AV. Antes de encender el equipo, asegúrate de que el tocadiscos esté conectado a tierra. Los tocadiscos que no traen un preamplificador normalmente vienen con un cable tierra, que solo debes conectar al puerto tierra del preamplificador.

    Mantenimiento de un reproductor de vinilos

    Los giradiscos necesitan un mantenimiento constante pero sencillo. Esto se debe a que varios factores pueden dañar la calidad del sonido, como las vibraciones y el polvo. El mantenimiento es muy sencillo y es algo que suelen disfrutar los afortunados que poseen un tocadiscos.

    Lo primero que puedes revisar es que se encuentre libre de vibraciones. Los tocadiscos modernos son muy efectivos a la hora de reducir las vibraciones, así que el factor principal que puede causar vibraciones innecesarias es la superficie utilizada. Asegúrate de que el giradiscos se encuentre perfectamente estable y plano. Puedes revisar las patas ajustables que vienen con el equipo de vez en cuando.

    También es recomendable limpiarlo regularmente. Te recomendamos adquirir un cepillo para las agujas tocadiscos. Estos son muy económicos y te ayudan a mantener la aguja libre de suciedad. Por último, revisa cada cierto tiempo que los controles del brazo (contrapeso, anti-skate y altura) estén bien. Si estos ajustes se mantienen en las medidas correctas, no tendrás ningún problema con tu tocadiscos por muchos años.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies